www.gacetaslocales.com

Factores de riesgo y cómo debemos cuidarnos y prevenir

Una de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama
Ampliar

Una de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Hoy se celebra el ‘Día Mundial del Cáncer de Mama’ y queremos hablar de los factores de riesgo que existen y de cómo debemos cuidarnos y prevenir. Además, queremos arrojar un dato importante y esperanzador: la supervivencia global del cáncer de mama es del 90%.

Antes de nada, hemos de ser conscientes de lo frecuente que es esta enfermedad. Afectará a una de cada 8 mujeres a lo largo de su vida, y si bien es cierto que la edad media al diagnóstico se sitúa en torno a los 60 años, en los últimos años la incidencia entre mujeres más jóvenes está en ligero aumento.

Hay diferentes factores que influyen en el riesgo de sufrir un cáncer de mama, que básicamente los podemos agrupar en:

–Estilo de vida: cuidando nuestra dieta y nuestro cuerpo podemos hacer mucho para protegernos.

–Factores hormonales: haber tenido la regla a una edad muy temprana, la menopausia a una edad tardía y no tener hijos son factores que tienen cierta influencia en la incidencia de cáncer de mama.

–Factores ambientales: la incidencia de este cáncer es mayor en países industrializados y ambientes urbanos.

–Factores genéticos: un 5-10% de los cánceres de mama, especialmente los que se diagnostican a edades más tempranas, tienen una clara asociación familiar.

Una vez conocidos estos factores, vamos a por las noticias positivas que son muchas.

Como deciamos al principio de este artículo, la supervivencia global del cáncer de mama es del 90%, llegando hasta el 98% cuando en el momento del diagnóstico la enfermedad está confinada exclusivamente a la mama. Los programas de prevención dirigidos a la detección precoz han tenido una influencia positiva en la evolución de la enfermedad, mejorando claramente la calidad de vida de las pacientes.

Además, el diagnóstico precoz no sólo aumenta la supervivencia, sino que nos permite llevar a cabo tratamientos menos agresivos.

El uso de quimioterapia (antes o después de la cirugía) y la radioterapia después de la extirpación de la lesión maligna en el pecho han permitido aumentar las tasas de supervivencia y disminuir el porcentaje de pacientes que son sometidas a una mastectomía.

La ayuda psicológica a estas pacientes durante la época de tratamiento es básica para ayudarlas a una pronta recuperación.

Prevenir, la mejor estrategia

La mejor estrategia es una buena prevención, llevando a cabo un estilo de vida saludable, con una dieta sana y la práctica de ejercicio habitual.

Es importante acudir al ginecólogo para realizar revisiones periódicas, y es recomendable realizar pruebas de imagen de a partir de los 40 años.

Debido a los cambios de vida tanto ambientales como de estilo de vida y reproductivos de las mujeres del siglo XXI, la incidencia de esta enfermedad ha aumentado, así que no nos podemos olvidad de cuidarnos: si nos cuidamos a nosotras mismas, nadie lo va a hacer por nosotras.

La buena noticia son los avances constantes que se están haciendo tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de esta enfermedad, que nos han llevado a tener unas tasas de curación del 90%.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.