Dos son los espacios de culto que se encuentran en el tramo que pertenece al distrito de Salamanca de la calle del Príncipe de Vergara, los dos además en la acera de los impares: el Monasterio de Nuestra Señora de las Maravillas y la Parroquia de Santa Mónica en Madrid.

Así, al llegar al número 23, el paseante se encontrará con el Monasterio de Nuestra Señora de las Maravillas de las Madres Carmelitas, situado entre las calles de Goya y Hermosilla.

En honor a la talla de la Virgen de las Maravillas, con gran devoción histórica entre los madrileños, según se recoge en numerosos testimonios de la época, las Madres Carmelita pudieron, después de peregrinar por varios enclaves, construir a comienzos del siglo XX pudieron construir su nuevo convento, en esta vía, perteneciente al por aquel entonces floreciente ensanche que se llamase Barrio de Salamanca. El autor del edificio, que consta de dos cuerpos de ladrillo y cimentación de piedra a ambos lados de la iglesia neogótica, fue Manuel Ortiz de Villajos, hermano de Agustín, según se recoge en el blog ‘artedemadrid’.

Más adelante en el devenir de la calle se encuentra, en el número 87, la Parroquia Santa Mónica de Madrid, de los Padres Agustinos Recoletos, en la que además de los distintos oficios, desde hace muchísimos años se viene ofreciendo distintos servicios a las personas más necesitadas, servicios y ayudas por medio de Cáritas Parroquial.

Parroquia de Santa Mónica, en el número 87 de Príncipe de Vergara.